• sxsw

Crónica SXSW I – No es festival para curiosos

¿Qué es SXSW? Acabo de volver y aún no sé como describirlo. Podríamos decir que SXSW en Austin es el festival “de lo que está pasando” o “de lo que está por venir” (o no) -todos sabemos que allí se presentó Twitter hace unos años y este año he visto muchas ideas de apps y startups pero realmente no soy capaz de discernir entre cuáles podrían triunfar o no-.

Básicamente, SXSW – pronunciado South by Southwest (o Southby como lo llaman los veteranos) es una sobredosis de información y experiencias. El festival en sí abarca tres festivales en su interior, Interactive, Film y Music, con su propia programación y algunas conferencias en común: SXSW Convergence (y sí, con tres precios de inscripción diferentes).

Sólo he “asistido” a la parte dedicada a la interactividad, y a pesar de no haber parado durante 6 días tengo la sensación de que sólo he visto el 10% de lo que ocurrió. Decidir era muy difícil. En Interactive tenían lugar 20 conferencias cada dos horas en diversos edificios y hoteles por todo el centro de la ciudad y repartidas en diferentes temáticas bajo el paraguas “Interactivo”: Arte, ciencia e inspiración, Branding & marketing, Contenido y distribución, Diseño y desarrollo, Entretenimiento e inmersión, Moda y weareable tech, Comida y experiencias, Gaming, Salud y Medtech, Inteligencia del futuro (Inteligencia Artificial), Social & Privacidad, Deportes, Startups y Trabajo y carrera.

Además, las marcas patrocinadoras tenían espacios distribuidos por toda la ciudad y las sedes: The Spotify House, The FastCompany Grill, Mashable house, Startups Village de McDonalds, una zona healthy de Philips…

Y no sólo eso, cada día tenían lugar alrededor de quince meet-ups para todos los gustos, desde encuentros de jóvenes emprendedoras a encuentros de singles, desarrolladores para Oculus o fans del Burning Man. Y puedo seguir sumando contenido: conciertos, una feria de tecnología, una exposición de gamming, workshops, una zona dedicada a la innovación social (SXSWGood…), etc. etc. etc.

El festival pone a disposición de los asistentes una App y dos libros con la información de las conferencias, horarios, actividades, etc. e incluso una conferencia metaSXSW sobre cómo sacar el máximo partido al festival, pero aún así la sensación de vértigo es constante. Como contó Hugh Forrest, director del festival, SXSW es “un juego de elige tu propia aventura…” y a veces eliges mal, muy mal. La sensación de estar perdiéndote algo, quizás de estar perdiéndote lo mejor, era constante. La dificultad de elegir es casi una pesadilla que se multiplica en el momento en el que te interesa todo o casi todo, ¿una conferencia sobre experiencias envolventes en 3D? ¡Si! ¿por qué no? ¿una sobre fashion y warables? ¡Vamos! Precisamente así descubrí, y podría ser el mayor aprendizaje de todo el viaje, que cuanto más te alejas de tu zona de expertise, cuánto más te dejas llevar por la curiosidad, más enriquecedora se vuelve la experiencia, ésta y cualquier otra…. pero quizás en SXSW lo descubrí tarde (o no). “Sed flexibles y zen”, decía Forrest, pero no lo conseguí hasta el penúltimo día.
_

Transmiting the beat of my heart in real time from 13-19 March 2015, live from SXSW in Austin, Texas.

http://follow-my-heart.net

2015-03-29T19:10:33+00:00 domingo 29 marzo 2015|EVENTOS|